Clavo de olor para la halitosis

Clavo de olor para la halitosis

El clavo de olor, o simplemente clavo, es el ingrediente de muchos remedios naturales contra el mal aliento, utilizados desde hace cientos de años gracias al saber popular y el boca a boca. Si estás aquí es porque, como poco, tienes curiosidad por saber cómo utilizar esta especia, así que ¡aquí tienes!

Propiedades del clavo de olor

Es una especie que comenzó utilizándose para aderezar las comidas, es decir, como condimento. Tiempo después, sus propiedades analgésicas y antisépticas no pasaron desapercibidas y comenzó a utilizarse con fines medicinales.

Entre otras propiedades, el clavo de olor es también un afrodisíaco, y se recomienda en los casos en los que se padece del corazón al ser anticoagulante.

Como ingrediente medicinal, es especialmente utilizado en preparados y brebajes que pretenden solucionar problemas de estómago y del tracto digestivo, y se consume tanto machacado, en pasta, como en infusión.

Es precisamente esta característica la que hace al clavo un ingrediente bastante utilizado para el tratamiento de la halitosis o mal aliento, sobre todo si tiene su origen en afecciones del esófago y la garganta.

Aceite esencial de clavo de olor

Uno de los formatos más populares en la actualidad para aprovechar las propiedades del clavo de olor es el preparado de aceite esencial de clavo de olor. Para obtener el aceite puedes acudir a una herboristería cercana o prepararlo tú directamente.

Si quieres preparar tu propio aceite de clavo de olor, necesitarás aceite de oliva, un tarro y clavo. Necesitarás simplemente verter los clavos dentro del tarro y cubrirlo todo de aceite de oliva, un poco por encima de la altura de los clavos.

Debes dejarlo reposar a oscuras durante dos o tres semanas. Una vez haya pasado el tiempo, tendrás listo tu aceite de clavo, que podrás agregar a tus infusiones o colutorios para intentar mejorar la halitosis y el proceso digestivo.

Aceite esencial de clavo de olor

Gárgaras con clavo de olor

Otra opción para aprovechar los beneficios del clavo de olor es hacer gárgaras con agua infusionada. Debes preparar una infusión de clavo con agua hirviendo, la cual dejarás reposar durante unos minutos.

Después, ya puedes utilizar la mezcla para hacer gárgaras y enjuagues, tantas veces como consideres necesario a lo largo del día, preferentemente después de tu rutina de higiene bucal.

Infusión de clavo de olor

La opción más frecuente para servirse de esta especia y todos sus beneficios es consumir la infusión directamente. En este caso podrá servir con una al día, la cual puedes endulzar con algo de miel.

Combinación de ingredientes contra el mal aliento

Si quieres combinarlo con otros ingredientes, la mezcla perfecta de infusiones o aceites esenciales es aquella que añade al clavo de olor también hinojo y perejil.

Para preparar la infusión puedes incluir todos los ingredientes en el agua hirviendo, o puedes utilizar aceites esenciales de los tres ingredientes, siguiendo el proceso que te he detallado más arriba.

Así, puedes consumirla también una vez al día o hacer gárgaras con ella tantas veces como quieras. El perejil y el hinojo son antiinflamatorios, por lo que podrán mejorar la salud general del sistema digestivo y, con ello, en algunos casos, la halitosis.

Como ves, los usos del clavo de olor son distintos y variados, y pueden funcionar contra los problemas de mal aliento o halitosis. Así que, si alguien te ha recomendado utilizarlo contra esta dolencia, estás por el buen camino.

Ante cualquier tipo de problema de salud y en caso de buscar asesoramiento, debes acudir a un médico antes que nada. Esta información es complementaria y debe ser supervisada por un profesional.

4.6/5 (65 votos).

Deja tu comentario