Cómo conocer gente y ganar confianza cuando se tiene mal aliento

Padecer mal aliento, sea por la causa que sea, es una dolencia que resulta de lo más violento a la hora de conocer gente nueva e interactuar con ellos. La halitosis, que es el nombre que se le da a este trastorno, es un problema que sufre el 25% de la población de nuestro país y que llegar a afectar de manera considerable a sus relaciones personales, ya que está considerada como una de las principales causas de rechazo social.

El mundo social se construye a través de la imagen y las sensaciones que transmitimos a los demás, en especial para aquellos que acabamos de conocer, y que será determinante para decidir si seguiremos conociéndoles o no. Es por ese motivo que el mal aliento puede resultar fatal a la hora de las interacciones sociales, afectando a la autoestima y la confianza de las personas que, conscientes de que padecen halitosis, acaban mostrando altos niveles de inseguridad que repercute de manera negativa en su libertad de acción en situaciones íntimas.

Por qué se tiene mal aliento

En la mayoría de los casos diagnosticados como halitosis, ésta tiene su origen su origen en la cavidad oral, en contraposición a factores extraorales, que sólo suelen ser un pequeño porcentaje de la población quienes desarrollan el mal aliento por enfermedades respiratorias, digestivas o problemas nasales.

Los casos de halitosis originados en la boca están provocados por una acumulación de placa bacteriana en la lengua, que es la causa última de la amplia mayoría de estos malos olores. Además, aparte de la lengua hay que tomar en consideración los problemas periodontales, si la persona en cuestión tiene caries dentales, el hábito de fumar y una mala higiene bucal, que también son factores determinantes que completan la lista de causas que pueden dar lugar a la halitosis.

Cómo combatir el mal aliento

Lo más importante para hacer frente a los problemas de mal aliento es mantener una correcta higiene bucodental de manera continuada. Y con ello nos referimos no sólo a cepillarse los dientes, sino también a limpiarse la zona posterior del dorso de la lengua y de las bolsas periodontales, que son los lugares que todo el mundo olvida, pero en los que llegan a concentrarse bacterias que se degradan generando el mal aliento.

No te olvides de limpiarte bien la lengua que, como te hemos dicho, es uno de los lugares con mayor acumulación de bacterias. Además, según algunos estudios, el 41% de los casos de mal aliento son de origen lingual. Para cepillarse la lengua existen rascadores específicos e incluso algunos cepillos de dientes tienen en su parte trasera dichos rascadores.

Que tu ánimo no decaiga si el origen de tu halitosis no es lingual, ya que existen numerosas fórmulas y productos naturales para deshacerse del mal aliento como, por ejemplo, alimentos naturales como el limón, la naranja y otros cítricos que tomados de forma prolongada pueden hacer desaparecer ese desagradable mal aliento.

Como nos recomiendan desde esta sala gay de TerraChat, otro truco efectivo es echar un poco de bicarbonato de sodio sobre el cepillo de dientes antes de cepillarnos los dientes, aunque muchas pastas de dientes ya están pensadas para hacer frente a este tipo de problemas. Igual que los enjuagues bucales y colutorios del mercado, aunque los remedios caseros suelen ser más efectivos que estos productos preparados.

Como ya te hemos dicho, los cítricos son uno de los mejores remedios, pero existen otras opciones igual de eficaces, como masticar semillas de cardamomo, el té verde, que tiene un potente principio antibacteriano capaz de acabar con las bacterias acumuladas en la cavidad bucal y numerosas infusiones de hierbas aromáticas como hierbabuena, menta, tomillo o romero.

Además de todo esto, es importante tener buenos hábitos alimenticios, beber una gran cantidad de agua a lo largo del día, al menos la cantidad recomendada y, por supuesto, no fumar. Si sigues estos consejos, podrás recuperar tu vida social sin tener que volver a preocuparte del mal aliento.

Ante cualquier tipo de problema de salud y en caso de buscar asesoramiento, debes acudir a un médico antes que nada. Esta información es complementaria y debe ser supervisada por un profesional.

0/5 (0 votos).

Deja tu comentario