Cómo eliminar, combatir y curar la halitosis

Cómo eliminar, combatir y curar la halitosis

¿Estás buscando información sobre cómo combatir la halitosis? Estás de enhorabuena, porque en esta web tenemos toda la información que necesitas para empezar a hacerle frente. ¡Vamos a echarle un vistazo!

¿Qué es la halitosis?

La halitosis, también conocida como mal aliento, es una afección que sufre casi todo el mundo alguna vez, y que se caracteriza por cierta pestilencia que emana de la boca, aunque su origen puede estar en otras partes del aparato digestivo, como el estómago.

De hecho, se suele distinguir entre halitosis bucal y halitosis estomacal. La más frecuente de todas es la primera, mientras que el mal aliento con origen en el estómago es menos común. Puede afectar tanto a jóvenes como adultos, y puede ser puntual, reiterativa o crónica.

El mal aliento es una de las características que más impresiones negativas provoca a nuestro alrededor, por lo que padecer de halitosis suele asociarse con una baja autoestima y una dificultad para socializar en ciertas ocasiones.

No obstante, la halitosis se puede prevenir y solucionar en muchos casos. Si quieres saber más sobre el mal aliento, sigue leyendo.

Causas y síntomas

Las causas del mal aliento son muchas y muy variadas, pero hay una que reina por encima de todos los demás: la falta de higiene bucal, que hace que los restos de comida se acumulen en la lengua y entre los dientes y se genere el olor.

No obstante, la halitosis puede ser indicativa también de ciertas afecciones de la boca, la garganta, la nariz, el esófago o el estómago. Puede ser síntoma de úlceras, diabetes, infecciones víricas o bacterianas, sinusitis…

Normalmente, en todos estos casos el mal aliento suele venir acompañado de otro tipo de síntomas, a los que se debe prestar especial atención. Si es tu caso, debes visitar a tu médico de confianza.

La halitosis puede venir provocada también por ciertos alimentos, por deficiencias en la dieta o por intolerancias a ciertos alimentos. Especialmente si tienes antecedentes genéticos, quizá esto pueda explicar el mal aliento.

Paralelamente, algunos medicamentos suministrados de forma incorrecta pueden provocar mal aliento como efecto secundario. De hecho, muchos deben ingerirse acompañados por un protector de estómago para evitar daños en el sistema digestivo.

Por último, ciertas sustancias más o menos frecuentes en nuestro día a día como el alcohol o el tabaco pueden provocar también mal aliento, sobre todo si se combinan y sus cantidades no son moderadas.

Causas y síntomas

¿Existe tratamiento para eliminar la halitosis?

Si estás aquí preocupado porque padeces mal aliento, no te preocupes: en muchos casos tiene solución. Dependiendo de qué causa el mal aliento las acciones a realizar para mejorarlo serán unas u otras, pero en general la situación debería mejorar si desarrollas una buena rutina de higiene bucal.

Para ello, debes lavarte los dientes al menos dos veces al día, cerciorándote de que recorres también la parte interna de los dientes y las mejillas, y toda la superficie de la lengua. Los cepillos de dientes deben ser cambiados cada dos o tres meses como máximo, para que las bacterias se acumulen lo menos posible.

Después, deberías utilizar también dos veces al día como mínimo una seda dental de tu preferencia. Luego, puedes servirte de un colutorio.

Algunas personas, particularmente si desayunan bastante tiempo después de haberse levantado, prefieren lavarse también los dientes justo cuando se despiertan. Has de saber que esto es perfectamente normal y, de hecho, debería combatir también la halitosis.

En los casos en los que el mal aliento no procede de restos de comida o del consumo de ciertos alimentos o sustancias, el tratamiento dependerá de la causa de la halitosis. En estos casos, como te he dicho más arriba, se recomienda encarecidamente visitar a tu médico.

¿Hay tratamiento para la halitosis crónica?

La respuesta breve a esa pregunta es: generalmente sí, existen tratamientos para la halitosis crónica. Sin embargo, no están indicados en todos los casos y requieren de atención especializada.

Lo que suele ocurrir es que las personas que padecen de halitosis lo hacen durante mucho tiempo hasta que consiguen deshacerse del problema, pero eso no quiere decir que padezcan de halitosis crónica.

Por ello, aplicar consejos generales con cuestiones más específicas dependiendo de la causa de su mal aliento es la mejor de las soluciones para la mayoría de estas personas. Aquí van dos de los más recomendados:

1. Suprime los malos hábitos: fuera tabaco y alcohol, mejora la dieta y ten una correcta higiene bucal

El primer paso que debes realizar si sufres de mal aliento es eliminar de tu rutina los malos hábitos. Esto incluye por supuesto dejar de fumar y de beber alcohol, pero incluye también incorporar mayores cantidades de agua a tu dieta, por ejemplo.

El agua, obviamente, es el componente básico de la saliva, por lo que la sequedad de la boca suele ser un síntoma de deshidratación. En estos casos, la halitosis se acrecienta.

También puedes considerar la opción de mejorar tu dieta incluir más verduras de hoja verde, ricas en clorofila, que podrán ayudar a mejorar tu digestión y, con ello, podrán disminuir la probabilidad de padecer mal aliento.

También debes incorporar, si no lo has hecho ya, una rutina de higiene bucal correcta que te permita conservar la salud de tu boca y de tu aparato digestivo, dado que, como hemos dicho, esta es la causa principal del mal aliento.

2. Usa algunos remedios caseros contra la halitosis

La halitosis no es un problema nuevo, lo que explica que exista una interesante cantidad de remedios caseros para intentar combatirla. Entre ellos, es especialmente recurrente utilizar bicarbonato sódico como pasta de dientes, a veces mezclado con aceite de coco.

Entre los remedios caseros contra la halitosis también existe la opción de emplear ciertos enjuagues a base de vinagre de manzana, limón y cardamomo.

Otros remedios caseros también se sirven de distintas especias para utilizar en el cepillado, como la cúrcuma, y se suele preferir para aplicarlos cepillos de dientes desinfectados que eviten la propagación de las bacterias.

Como ves, has podido ver algunos consejos acerca de cómo curar la halitosis aquí. Si querías mejorar este problema, puedes empezar a hacerlo mediante los consejos que te he ido dando a lo largo del artículo. Así que… ¿A qué esperas?

Ante cualquier tipo de problema de salud y en caso de buscar asesoramiento, debes acudir a un médico antes que nada. Esta información es complementaria y debe ser supervisada por un profesional.

4.8/5 (15 votos).

Deja tu comentario