Consejos para hacer una entrevista de trabajo si se sufre halitosis

Aunque podamos pensar que el mal aliento solo nos afecta a nosotros, un estudio ha demostrado que la halitosis es un mal que afecta a siete de cada diez adultos. Si sufres este problema y tienes que afrontar una entrevista de trabajo, lo mejor será que pongas en práctica las siguientes medidas para tener la certeza de que el problema no será un punto negativo a la hora de optar al puesto de trabajo.

Se ha demostrado que el mal aliento puede hacer que la empresa te descarte. Esto se debe a que crea una mala imagen, lo cual hace que recursos humanos apueste por otros candidatos.

¿Por qué se produce el mal aliento?

Hay muchos factores que pueden producir el mal aliento de una persona, pero a través de un estudio realizado por Bizneo HR Software, se ha descubierto que cerca del 90% de personas que sufren este mal es debido a una falta de higiene bucal. En este tipo de casos, la higiene bucal de los dientes no es suficiente, sino que también hay que limpiar la lengua para eliminar ese mal olor. Para que te hagas a la idea, el mal aliento se provoca en muchas ocasiones por las bacterias que están en la lengua y comienzan a descomponer los restos orgánicos que se han quedado en esa zona. Esta trasformación provoca gases sulfúricos que son los causantes del mal olor.

Pero el mal olor de boca no solo se produce por las bacterias de la lengua, también se puede provocar por las caries, una mala limpieza dental o cualquier otro problema dental que no esté siendo tratado adecuadamente como una muela pocha.

Consejos para tratar la halitosis

Si eres consciente de que sufres halitosis, debes saber que puedes tomar medidas para poner fin al mal olor de boca y en consecuencia tener muchas más opciones de obtener el puesto de trabajo al cual vas a optar. Si no eres consciente, puedes preguntar a una persona conocida de si sufres este mal y pedir que te sea sincero con la respuesta. Digo esto porque en muchas ocasiones pensamos que nuestro aliento no huele mal, pero en realidad sí. Es más común de lo que parece, ya que muy poca gente se atreve a decir a otra persona que le huele el aliento.

Ahora que ya somos conscientes de nuestro problema, será el momento de tomar medidas. Para comenzar tenemos que cepillarnos muy bien los dientes para eliminar cualquier resto orgánico que pueda quedar en la boca. También puede ser una buena idea cepillarse la lengua y más tarde usar un irrigador dental que nos permita tener una higiene bucal buena. Este proceso hará que las bacterias no tengan alimentos orgánicos para descomponer, por lo que el riesgo de sufrir halitosis será mucho más bajo.

Por otra parte, hay que añadir que comer chicle puede ser una buena opción para reducir el mal olor en caso de que todavía esté presente. Por supuesto, hay que comerlo antes de la entrevista laboral y retirarlo cuando comience la entrevista. Esto hará que tengamos un buen frescor en la boca y en consecuencia la halitosis no se presente en un momento tan importante. Incluso si el problema es del estómago, el chicle puede ser una muy buena herramienta para evitar problemas.

En las farmacias también podemos encontrar pastillas o comprimidos que también son muy buenos a la hora de luchar contra la halitosis. Solo hay que ver que opción se adapta mejor a nuestras necesidades.

Como puedes ver, lo primero que hay que hacer es conscientes del problema y poner remedio cuanto antes para que no vaya a más. Y por supuesto, cuando la entrevista tenga lugar, intentar camuflar el problema. Si tenemos la suerte de que nos han concedido el trabajo, lo siguiente que hay que hacer es apostar por mantener la higiene bucal para no molestar al resto de trabajadores y que estos se puedan quejar a recursos humanos. Piensa que si hay muchas quejas, esto puede ser sinónimo de algún aviso y en caso de no tomar medidas puede ser sinónimo de despido. Sabiendo esto, es el momento de ponernos manos a la obra y luchar por nuestro futuro sin mal aliento y en caso de problemas acudir al dentista en busca de una solución de la mano de un profesional.

Ante cualquier tipo de problema de salud y en caso de buscar asesoramiento, debes acudir a un médico antes que nada. Esta información es complementaria y debe ser supervisada por un profesional.

0/5 (0 votos).

Deja tu comentario