El mal aliento y su relación con las enfermedades bucales

La halitosis y el mal aliento son un problema que a día de hoy afecta a muchas más personas de las que pensamos. Si tienes problemas de aliento es posible que puedas tener una enfermedad bucal. Continúa leyendo para conocer cuál es la relación que existe entre el mal aliento y las enfermedades bucales.

El mal aliento y las enfermedades bucales

Muchas veces echamos la culpa a causas externas del mal aliento cuando casi el total de este tipo de problemas tienen su origen en la boca. Sin duda, si tienes este problema es importante que vayas al dentista o a tu médico de cabecera cuanto antes para que pueda encontrar las causas y ponerle remedio.

En algunos casos, como vemos en ClinicaPeydro el mal aliento puede deberse a factores externos como pueden ser el tomar café, beber alcohol, fumar o tomar cebolla o alimentos que tienen tendencia a repetir pero en la mayoría de casos se debe a una mala higiene bucal a enfermedades de la boca. Si tenemos restos de alimentos o placa en los dientes es normal que nuestro aliento huela mal, así como si tenemos algunas enfermedades más graves de los dientes como gingivitis o periodontitis sin duda es casi seguro que nuestro aliento será malo.

Por otro lado, las dentaduras postizas y los aparatos dentales también pueden provocar mal aliento ya que suelen hacer que se quede algo de placa y restos de diferentes alimentos con lo que resulta fundamental limpiar todos los días estos elementos. En las amígdalas, por curioso que parezca, también pueden almacenarse los alimentos y los restos de placa y provocarnos mal aliento, así como la boca seca, también puede provocar un mal aliento. Otras enfermedades como la diabetes y los problemas en el hígado o en los riñones son también causantes de halitosis.

Según diversos estudios hay una relación muy cercana entre las enfermedades bucales y las enfermedades sistémicas u otros tipos de trastornos similares. Por estos problemas, si se hinchan las encías se puede llegar a producir gingivitis. Entonces median en la inflamación las citoquinas, presentes en el tejido de las encías y pueden llegar a pasar a nuestra saliva. Además las bacterias que provocan problemas como la periodontits también pueden entrar en las zonas de los dientes y provocar otras enfermedades e inflamaciones. Es en estos casos que si tenemos mal aliento resulta fundamental acudir a un buen profesional para poder tratar este problema ya que las enfermedades bucales, además de ser molestas, pueden derivar en otras enfermedades más graves.

Si tienes mal aliento y crees que esto puede deberse a tu dieta o a tus malos hábitos te recomendamos acudir a un dietista o a un buen nutricionista que pueda ayudarte a cambiar tus hábitos de alimentación. Además, si tienes una mala higiene bucal será necesario ir al dentista, sobre todo si tienes las encías inflamadas, ya que probablemente tengas problemas de gingivitis o de periodontititis si es más grave.

Si tu boca está seca deberías ir a tu médico de cabecera y éste te derivará a un neumólogo o a un otorrinolaringólogo según estime necesario para poder revisar este problema y aportarte una buena solución. Además los cirujanos maxilofaciales o los médicos te podrán aconsejar buenos productos para terminar con estos problemas.

Si por otro lado tienes diabetes o problemas gastrointestinales lo mejor será ir al médico, al urólogo o al gastroenterólogo para que te ayude a terminar con el mal olor que pueden producir este tipo de enfermedades en tu boca y por supuesto si no sabes por dónde empezar lo mejor será ir al dentista para que te ayude a terminar con tus problemas de mal aliento cuanto antes.

Ante cualquier tipo de problema de salud y en caso de buscar asesoramiento, debes acudir a un médico antes que nada. Esta información es complementaria y debe ser supervisada por un profesional.

0/5 (0 votos).

Deja tu comentario