Los mejores trucos para eliminar cualquier tipo de olor en nuestro hogar

En ocasiones suele pasar que, por mucho que limpiemos y desinfectemos nuestra casa, los malos olores se quedan impregnados en algunas estancias, haciendo que sea particularmente difícil eliminarlos mediante ambientadores químicos o velas aromáticas, ya que estos sólo enmascaran el olor sin llegar a neutralizarlos nunca, por lo que, una vez pasado el efecto del ambientador o cuando apaguemos la vela, el mal olor continuará allí. A continuación, expones una serie de remedios caseros con los que neutralizar este tipo de problemas enemigos de nuestro hogar.

Tuberías o desagües

Es uno de los malos olores de nuestro hogar que no siempre depende de nuestra casa, sino que, habitualmente, suele provenir de la red de alcantarillado del municipio donde vivamos. Uno de los mejores remedios para erradicar el olor es utilizar una mezcla de vinagre blanco y bicarbonato de sodio, productos inocuos para el medio ambiente que cuentan con la capacidad de eliminar los hongos y la acumulación de grasa. Con un vaso de cada producto, te recomendamos que pongas a hervir la mezcla resultante y la derrames por el interior de la tubería. Además, piensa que cuanto más tiempo lo dejes actuar, mejor será, por lo que no tengas miedo en poner el tapón y dejarlo toda la noche.

Tabaco

El del tabaco es uno de esos olores que encantan a los fumadores, pero repelen a los que no fuman. De nuevo, el vinagre puede ser uno de tus grandes aliados para deshacerte de este olor, al igual que el café o los cítricos, que actúan como ambientador natural por sus fuertes aromas. En ocasiones, el olor del tabaco puede ser muy persistente y resistirse a nuestros remedios como inciensos, velas aromáticas, etcétera. Para esos casos, recomiendan desde sadhugrowshop.com el uso de filtros de carbón antiolor, efectivos para todo tipo de tabaco, desde cigarrillos hasta puros, pasando por marihuana.

Vómito

Una situación enormemente desagradable pero que no podemos evitar, en especial si tenemos hijos en casa, es el olor a vómito. Una vez lo hayas limpiado, te recomendamos que utilices en el suelo una mezcla de detergente y agua templada, empapando bien el trapo en la mezcla para pasarlo por el suelo hasta que las manchas desaparezcan. El olor, sin embargo, es algo más complicado de quitar. Lo más rápido para eliminar el hedor es verter una pequeña cantidad de vinagre blanco sobre el área manchada y dejarlo actuar hasta que se seque. El vinagre neutraliza casi todos los olores orgánicos, pero cuenta con la desventaja de que también deja su aroma. Si no quieres sustituir el olor a vómito por el de vinagre, lo mejor que puedes hacer es mezclar una cucharada de bicarbonato de sodio con una taza de agua y añadirle tres cucharadas de agua oxigenada. Una vez tengas la mezcla, la viertes en el suelo y, de nuevo, la dejas hasta que evapore.

Basura

Una bolsa levemente agujereada. Sólo eso es lo que hace falta para que tu casa huela al desagradable olor de la basura. Te recomendamos que limpies el cubo con lejía o detergente con asiduidad, para eliminar las bacterias que pueden quedar en el fondo del mismo y que también son responsable de malos olores. Además, una opción muy viable para evitar que se manche tan fácilmente es poner una hoja de papel de periódico plegada en el fondo, fácilmente retirable. Para eliminar los olores antes de que puedan actuar, te recomendamos meter en el cubo unos granos de café o esparcir bicarbonato o incluso arena para gatos.

Pescado

El pescado es uno de los alimentos más saludables con peor olor. Antes de ponerte a elaborarlo en la cocina, quizá quieras sumergirlo en leche una media hora antes de cocinarlo. De esa manera, conseguirás que el olor no se impregne en la habitación cuando lo guises. Si ese consejo no se ajusta a tus necesidades, siempre puedes hervir limón en una olla a la vez que elaboras el pescado, ya que el cítrico combatirá en el ambiente con el pescado para desbancarlo.

Ante cualquier tipo de problema de salud y en caso de buscar asesoramiento, debes acudir a un médico antes que nada. Esta información es complementaria y debe ser supervisada por un profesional.

0/5 (0 votos).

Deja tu comentario