Pastillas para el mal aliento

Pastillas para el mal aliento

Cuando alguien sufre mal aliento es natural que busquen formas para superar el problema, algunas de ellas no funcionan, pero otras muchas sí pueden ser efectivas. En este artículo te vamos a explicar todo sobre uno de los métodos que se pueden usar: las pastillas para el mal aliento.

Pastillas de regaliz negro

Las pastillas de regaliz negro son un clásico para mejorar el mal aliento, y prácticamente no hay marca de caramelos que no las incluya en su oferta general. El regaliz negro es un remedio utilizado desde hace cientos de años como expectorante.

Sin embargo, en los últimos años la fama del regaliz negro está viéndose perjudicada porque esta planta –y los caramelos y dulces derivados de ella- contiene glicirricina, un endulzante que puede aumentar la presión arterial.

Es por esta razón que, si estás pensando en consumir pastillas de regaliz negro para combatir el mal aliento, debes pensar también en consumirlas en cantidades moderadas, quizá combinadas con otro tipo de remedios.

Además, ten en cuenta que todas estas pastillas suelen llevar azúcares y edulcorantes artificiales añadidos, lo que puede hacer que tu digestión se complique si consumes demasiada cantidad.

Pastillas de menta

Otro clásico. Probablemente la menta y el regaliz negro sean los ingredientes estrella para contrarrestar la halitosis, debido a su potente aroma. Pero, en el caso de la menta, las propiedades específicas de esta planta pueden hacer que sea mejor opción aún.

Y es que la menta contiene altas cantidades de clorofila, que puede contribuir a la digestión de los alimentos en ciertas cantidades y a reducir el mal aliento. Así que la ayuda de la menta es doble: por la clorofila y por el aroma.

Sin embargo, aquí también hay que destacar que ese beneficio de la clorofila al hacer la digestión puede ser contrarrestado con los edulcorantes que muchas marcas utilizan para hacer más atractivas sus pastillas.

Por eso, la recomendación más saludable va a ser siempre intentar optar por esas pastillas o caramelos que no lleven azúcares añadidos.

Pastillas de menta

Pastillas de hierbabuena y limón

La hierbabuena completa la tríada de ingredientes clave y, como la menta, también puede ser beneficiosa contra el mal aliento por su propio aroma y por el contenido en clorofila. El limón, por su parte, combina perfectamente con la hierbabuena.

Es por estas razones por las que una opción muy recurrente a la hora de elegir pastillas contra el mal aliento son las pastillas de hierbabuena y limón. La hierbabuena además, podrá ayudar a mitigar el olor si tienes alguna enfermedad respiratoria que provoque la halitosis, aunque previamente deberás consultar su consumo con tu médico.

Lo que las pastillas no pueden hacer contra el mal aliento

Ahora que has visto los tipos más frecuentes de pastillas contra el mal aliento, quizá te interese saber que, aunque lo pueden solucionar temporalmente, las pastillas no quitan definitivamente el mal aliento. En su lugar, lo que hacen las pastillas es camuflarlo.

De esta manera, cuando se pase el efecto de las pastillas, aquello que causa la halitosis seguirá ahí, provocando nuevos episodios. Por ello debes considerar las pastillas contra el mal aliento como una herramienta socorrida en casos concretos, pero no la solución definitiva.

Si optas por utilizar pastillas contra el mal aliento, deberías combinar su efecto con una revisión de tu rutina diaria de limpieza bucal, y aprovechar además la ayuda de otro tipo de instrumentos como la seda dental y los enjuagues bucales.

Además, en ciertos casos, como el mal aliento provocado por una mala digestión o por el consumo de ciertos alimentos, el uso de pastillas puede ser contraproducente, si los aromas de las pastillas se mezclan con el olor, dando lugar a una mayor pestilencia.

Para decidir si quieres usar o no estas pastillas, es recomendable que prestes atención lo que te voy a decir.

La halitosis o mal aliento está producida en general por los restos de comida que quedan en la boca, en proceso de descomposición, y que no se limpian adecuadamente. Pero la halitosis también puede venir provocada por una enfermedad.

Entre las enfermedades que pueden provocar la halitosis se encuentran las infecciones de garganta, fosas nasales, esófago, estómago y partes de la boca, las úlceras o los tumores. Si tu mal aliento es persistente y si viene acompañado de otros síntomas, no lo dudes y visita a tu médico.

En el mejor de los casos, el problema tendrá solución y podrás comenzar pronto a hacer vida normal, con pastillas o sin ellas. Pero esto lo debe indicar el facultativo.

Como puedes ver, existen bastantes marcas de pastillas para el mal aliento actualmente en el mercado, y muchas de ellas pueden ser realmente eficaces para conseguir un mejor olor de boca. Te invitamos a que pruebes las que te hemos recomendado y nos digas qué tal te han ido… ¡Esperamos que muy bien!

Ante cualquier tipo de problema de salud y en caso de buscar asesoramiento, debes acudir a un médico antes que nada. Esta información es complementaria y debe ser supervisada por un profesional.

4.6/5 (9 votos).

Deja tu comentario