Soluciones para el mal aliento estomacal

Soluciones para el mal aliento estomacal

¿Estás buscando una solución para tu halitosis estomacal? En ese caso deberías seguir leyendo, porque te traigo una completa guía con todo lo que tienes que saber acerca de este problema y algunas de las mejores soluciones que existen actualmente al respecto.

¿Qué es el mal aliento estomacal?

Como su propio nombre indica, es el mal aliento o halitosis que tiene su origen en el estómago o el esófago. Puede deberse a la digestión, a veces pesada, a los gases, o a la existencia de problemas en el proceso digestivo.

Estos problemas pueden ser infecciones, falta de equilibrio en la flora bacteriana del aparato digestivo, intolerancias alimenticias, gastritis, determinados medicamentos, etcétera. En realidad, el mal aliento desde el estómago es sumamente infrecuente, pero si crees que lo padeces por alguna de estas causas es necesario que visites a un especialista médico.

A continuación, voy a darte algunas claves para intentar prevenir y evitar el mal aliento estomacal, que puedes empezar a aplicar desde ya mismo.

Cómo limpiar el estómago

Para intentar que la halitosis estomacal no se produzca es necesario que nuestro tracto digestivo funcione adecuadamente, por lo que consumir alimentos que lo desestabilicen debe ser nuestra mayor condición a evitar, además, claro está, del consumo de sustancias perjudiciales.

Para tener un estómago limpio y sano, algunos alimentos son más recomendables que otros, por eso es interesante que prestes atención a este apartado.

1. La desintoxicación o detoxificación del aparato intestinal

Este es el nombre que recibe la limpieza del sistema digestivo de forma natural, evitando todas esas sustancias dañinas y fomentando el consumo de aquellas que contribuyen al funcionamiento del sistema digestivo de forma adecuada.

Es importante prestar atención a nuestro cuerpo no solamente desde fuera, sino también desde dentro. Además, una buena salud del sistema digestivo, y una buena alimentación, tienen efectos en todas las áreas del cuerpo, por lo que es doblemente recomendable.

Para detoxificar o desintoxicar tu aparato intestinal es recomendable que acudas a un especialista que compruebe si tienes alguna intolerancia a ciertas sustancias presentes en los alimentos y para que valide si toda la información que te voy a dar es aplicable a tu caso en particular.

Cómo limpiar el estómago

2. Batidos detox para el mal aliento estomacal

Para preparar estos batidos détox es importante que tengas en cuenta que necesitas agua como ingrediente básico, dado que es fundamental en el funcionamiento del organismo, y vegetales de hoja verde y fácil digestión.

Al hecho de que la digestión sea sencilla va a contribuir que ingieras todos estos alimentos en forma de batido, pero si en los que voy a mencionar a continuación encuentras alguno que no sea recomendable en tu caso, no lo utilices.

En primer lugar, puedes añadir a un recipiente o un procesador de alimentos un poco de agua, berza o kale, espinacas verdes y el jugo de medio limón para preparar uno de los batidos. El kale y las espinacas son fuertes antioxidantes, y el limón es un antiinflamatorio bastante bueno.

El segundo batido lo puedes preparar con kéfir o yogur en lugar de agua, y puedes añadirle un poco de agua de coco si quieres que sea un poco más líquido. Después, coge una manzana y un puñado de semillas de chía o lino, y bátelo. Cuando esté casi listo, sirve también unas gotas de aceite de té.

El agua de coco y la manzana son antiinflamatorios, mientras que la chía es una fuente de fibra que podrá contribuir a una adecuada digestión. El aceite de té, por su parte, es regenerador. Así, el batido podrá intentar evitar la aparición de gases y lesiones en el tracto digestivo que provoquen esa halitosis.

3. La importancia de la dieta

Una de las razones fundamentales para la existencia de la halitosis estomacal tiene que ver con la dieta. Que los alimentos procesados, el alcohol y el tabaco en cantidades excesivas son dañinos es algo que sabemos todos, pero no nos lo tomamos demasiado en cuenta.

Sin embargo, es fundamental para prevenir y mejorar el mal aliento estomacal que evites estos alimentos, además de las harinas refinadas y los lácteos no fermentados. Este tipo de sustancias pueden empeorar la digestión, pudiendo facilitar así la halitosis.

Si quieres seguir consumiendo harinas, asegúrate de que son harinas naturales, no refinadas. Olvídate del pan blanco y la pasta si no es integral o de cereales con grano. Asegúrate de utilizar en tu dieta abundantes frutas que te aporten la fibra necesaria para equilibrar el organismo.

4. Clorofila contra el mal aliento estomacal

Que el primer batido détox incluya esas verduras y el segundo manzana, no es casual. En general, las verduras y frutas de color verde tienen altos contenidos en clorofila, y esto puede mejorar el mal aliento y la digestión del organismo.

Por eso, incluir acelgas, espinacas, berzas, manzanas, kiwis y similares en tu dieta puede ser muy buena opción, más aún si necesitas evitar otro tipo de alimentos y precisas de importantes fuentes de energía y nutrientes.

Cómo limpiar el estómago

5. Para camuflarlo: mastica anís y cardamomo

Puede ser que tu ritmo y estilo de vida requieran que a menudo comas fuera de casa y no tengas todas las opciones que te gustaría a tu disposición. Si esto es así, puedes utilizar un remedio muy antiguo que requerirá poco más que una cajita pequeña que lleves en el bolsillo.

Si masticas semillas de anís y cardamomo después de cada comida, puedes camuflar un poco la halitosis estomacal durante un tiempo. Solamente necesitas tenerlas a mano, como en un pastillero pequeño o en una cajita o colgante.

Esto hará que ganes en confianza y seguridad después de una comida no demasiado recomendable, hasta que puedas lavarte los dientes.

6. Hidrátate contra el mal aliento

El agua recibe a veces la denominación “partícula de la vida” porque es esencial para la existencia de seres vivos, luego también para el funcionamiento de nuestros cuerpos.

Consumir agua en una cantidad adecuada es muy importante para tener un cuerpo sano, y también para intentar reducir la halitosis. Pero beber agua no hará por sí solo demasiado: debes también seguir otros de estos consejos.

7. La higiene bucal, tu mejor aliada

Es importante saber que, aunque la halitosis tenga un origen estomacal, esto no quiere decir que uno esté a salvo de la presencia de mal aliento también con origen en la boca. Es por esta razón que resulta fundamental seguir una higiene bucal adecuada a pesar de que el mal aliento proceda del estómago.

Para tener una higiene bucal adecuada es imprescindible que te laves los dientes al menos dos veces al día, incidiendo también en las encías, la parte interna de los dientes, la parte interna de las mejillas, y la lengua.

También es recomendable que cambies tu cepillo de dientes por uno nuevo (sin bacterias), cada dos o tres meses. Además, para evitar que los restos de comida y el sarro queden entre los dientes, deberías utilizar seda dental después de cada cepillado.

Por último, puedes considerar utilizar un colutorio para completar tu rutina de limpieza, especialmente antes de irte a dormir.

8. Consulta a un especialista

Ya hemos visto que las causas del mal aliento estomacal pueden ser varias. Si no consigues mejorarlo después de haber aplicado ciertos remedios, y sobre todo si esta viene acompañada de otros síntomas, debes consultar a un profesional médico.

La halitosis estomacal puede ser síntoma en enfermedades variadas desde infecciones a posibles tumores, y si bien la halitosis es un problema, estas enfermedades son realmente serias y requieren atención adecuada.

Como puedes ver, este problema tener un origen múltiple y, además, existen soluciones viables que permiten mejorarlacon relativa facilidad. Te recomendamos que pruebes estas soluciones y, si consigues acabar con esta, vengas a contárnoslo.

Ante cualquier tipo de problema de salud y en caso de buscar asesoramiento, debes acudir a un médico antes que nada. Esta información es complementaria y debe ser supervisada por un profesional.

4.6/5 (29 votos).

Deja tu comentario